31 :: Julio :: 2014



  • Áreas Protegidas de Extremadura
  • INFONATUR 2000 - Proyecto LIFE 11 INF/ES/683 “¿RED NATURA 2000? Una oportunidad para todos"
  • Educación Ambiental en Extremadura
  • Ayudas Forestales
  • Incendios Forestales - Permisos de Quemas
  • Radiología Ambiental en Extremadura
  • Ordenación y Gestión Forestal
  • Residuos
  • Evaluación Ambiental de Planes y Programas
  • Sección de Caza
  • Sección de Pesca

¿QUÉ ES LA COMUNICACIÓN AMBIENTAL?


La comunicación ambiental es la documentación mediante la cual el promotor de una actividad o instalación pone en conocimiento del Ayuntamiento los datos y demás requisitos exigib les para que se tenga por acreditado el cumplimiento de las condiciones y requisitos técnicos ambientales exigidos para la puesta en uso de actividades e instalaciones de escasa incidencia ambiental, en concreto las recogidas en el Anexo VII de la Ley 5/2010, de 23 de junio, de prevención y calidad ambiental.

La comunicación ambiental está regulada en el Capítulo V del Título II de la Ley 5/2010, de 23 de junio, de prevención y calidad ambiental.

La comunicación ambiental es, por tanto, una comunicación previa en línea con lo recogido en la Ley 17/2009, de 23 de noviembre, sobre el libre acceso a las actividades de servicios y su ejercicio, y en la Ley 25/2009, de 22 de diciembre, de modificación de diversas leyes para su adaptación a la Ley 17/2009, de 23 de diciembre, buscando la simplificación de los procedimientos y la reducción de las cargas administrativas que pudieran afectar a la implantación de las actividades de escasa incidencia ambiental.

La comunicación ambiental es una figura administrativa autonómica que sustituye, para las actividades incluidas en el anexo VII de la Ley 5/2010, de 23 de junio, al procedimiento que se regulaba en el Reglamento de actividades molestas, insalubres, nocivas y peligrosas, aprobado por el Decreto 2414/1961, de 30 de noviembre que es derogado por la citada ley.

La comunicación ambiental debe presentarse una vez acabadas las obras y las instalaciones necesarias para el ejercicio de la actividad, que deben estar amparadas por su correspondiente licencia o comunicación previa urbanística. Una vez presentada la comunicación ambiental, en lo que se refiere al contenido de la comunicación ambiental (es decir, sin perjuicio de la necesidad de obtención de la licencia de usos y actividades u otras autorizaciones o licencias exigibles), el ejercicio de la actividad se iniciaría bajo la exclusiva responsabilidad de los titulares de la actividad y de las entidades o personal técnico que hubieran redactado toda o parte de la documentación constituyente de la comunicación ambiental.

La comunicación ambiental recogerá lo que establezcan las ordenanzas municipales y, en todo caso, las prescripciones relativas a: residuos, emisiones, vertidos, contaminación acústica y lumínica que no sean de competencia autonómica o estatal.

Asimismo, los Ayuntamientos podrán incluir en las ordenanzas municipales la necesidad de someter a comunicación ambiental otras actividades no recogidas en el Anexo VII de la Ley 5/2010, de 23 de junio, en base a sus efectos sobre la salud humana y el medio ambiente, siempre y cuando dichas actividades no estén recogidas en los anexos V o VI de la Ley 5/2010, de 23 de junio.

Por otra parte, el Ayuntamiento podrá establecer la obligación de revisiones periódicas de las actividades sometidas a comunicación ambiental atendiendo a la necesidad de comprobar las emisiones de la actividad a la atmósfera o al agua, o la caracterización de determinados residuos.
 

¿QUIÉN ESTÁ OBLIGADO A REALIZAR LA COMUNICACIÓN AMBIENTAL?


Los promotores de todas aquellas instalaciones o actividades en las que se pretenda desarrollar alguna de las actividades incluidas en las categorías enumeradas en el Anexo VII de la Ley 5/2010, de 23 de junio, de prevención y calidad ambiental de la Comunidad Autónoma de Extremadura, deberán realizar la comunicación ambiental. Asimismo, también se someten a comunicación ambiental las anteriores actividades cuando, ya en funcionamiento, pretendan llevar a cabo traslados o modificaciones sustanciales, y el alcance de éstas no las haga quedar en los Anexo V o VI, en cuyo caso, deberían solicitar autorización ambiental integrada o autorización ambiental unificada, respectivamente.
 

¿CUÁNDO DEBE REALIZARSE LA COMUNICACIÓN AMBIENTAL?


La comunicación ambiental deberá presentarse una vez acabadas las obras y  las instalaciones necesarias para el ejercicio de la actividad y antes del comienzo del desarrollo de la actividad.

Ello, sin perjuicio de la necesidad de contar con el resto de autorizaciones o licencias que le sean exigibles.

Así, previamente al inicio de las obras, deberá contar con la licencia municipal de obras, edificación e instalación; y, previamente al inicio del desarrollo de la actividad, con la licencia municipal de usos y actividades.

Por otra parte, también podrían ser exigibles, en su caso, otras figuras de intervención ambiental de competencia autonómica, como la declaración de impacto ambiental o el informe de impacto ambiental; la autorización o la notificación de emisiones contaminantes a la atmósfera desde actividades potencialmente contaminadoras de la atmósfera; la notificación de determinadas actividades emisoras de compuestos orgánicos volátiles; la autorización de producción de residuos peligrosos y la autorización de gestión de residuos o las prescripciones relativas a suelos contaminados. Igualmente puede ser necesario disponer de la autorización de vertido de aguas residuales a dominio público hidráulico de competencia estatal.

La Ley 5/2010 establece dos disposiciones transitorias en relación con los proyectos que se estén tramitando antes del 24 de septiembre de 2010 y las ya autorizados.

Instalaciones que hayan iniciado sus trámites de autorización antes del 24 de septiembre de 2010 pero a dicha fecha no hayan entrado todavía en funcionamiento:

Los procedimientos de autorización para instalaciones comprendidas en el ámbito de aplicación de la comunicación ambiental previsto iniciados antes del 24 se septiembre de 2010 se regirán por la normativa vigente en el momento en que se iniciaron, siempre que se pongan en funcionamiento, a más tardar, antes del 24 de septiembre de 2011.

No obstante lo dispuesto en el apartado anterior de la presente disposición, los interesados podrán acogerse de forma voluntaria a la nueva normativa y solicitar la tramitación de la correspondiente comunicación ambiental con arreglo a lo dispuesto en la presente ley y su desarrollo reglamentario.

Instalaciones autorizadas antes del 24 de septiembre de 2010:

Las instalaciones autorizadas antes del 24 de septiembre de 2010, es decir, aquéllas que cuenten con licencia de usos y actividades así como con el resto de licencias y autorizaciones ambientales precisas para ejercer su actividad, que se encuentren dentro del Anexo VII de la Ley 5/2010, de 23 de junio, sólo deberán presentar una comunicación ambiental cuando se trasladen o modifiquen sustancialmente, y el alcance de esta modificación no las haga quedar en los Anexo V o VI de la Ley 5/2010, de 23 de junio.
 
»»» Arriba

¿DÓNDE DEBE DIRIGIRSE LA COMUNICACIÓN AMBIENTAL?


El órgano competente en materia de recepción de la presentación de la comunicación ambiental, así como de la comprobación de su veracidad, es el Ayuntamiento en cuyo término municipal se ubique la actividad.
 
»»» Arriba

¿QUÉ DEBE INCLUIR LA COMUNICACIÓN AMBIENTAL?


El titular de la actividad o instalación presentará la comunicación ambiental al Ayuntamiento en cuyo término municipal se ubique la actividad, y contendrá la documentación que establezcan las ordenanzas municipales que, en todo caso, incluirá:
 
1.    Proyecto o memoria que describa la actividad y sus principales impacto ambientales, especialmente los relativos a la gestión de los residuos, las condiciones de vertido a la red de saneamiento y las prescripciones necesarias para prevenir y reducir las emisiones y la contaminación acústica.
                                           * Esquema del proyecto o memoria

2.    Certificación final expedida por persona o entidad competente que acredite que la actividad y las instalaciones se adecúan al proyecto o a la memoria y que cumplen todos los requerimientos y las condiciones técnicas determinadas por la normativa ambiental. El documento incluirá, en su caso, la acreditación del cumplimiento de las condiciones y limitaciones exigibles por la delimitación zonas afectadas por la contaminación, en particular, acústica o atmosférica.

3.    Copia de las autorizaciones, notificaciones o informes de carácter ambiental de las que sea necesario disponer para poder ejercer la actividad en cada caso. En especial, declaración o informe de impacto ambiental; autorización o notificación de producción de residuos peligrosos; autorización o notificación de emisiones contaminantes a la atmósfera, incluyendo la notificación de emisión de compuestos orgánicos volátiles; y la autorización de vertido a dominio público hidráulico.
 
En el caso de que las obras e instalaciones necesarias para el desarrollo de la actividad no requieran de licencia o comunicación previa urbanística, será necesario acompañar a la comunicación ambiental un informe previo del ayuntamiento que acredite la compatibilidad urbanística de la actividad. Si el informe se hubiera solicitado pero no se hubiera emitido en el plazo de un mes por parte del ayuntamiento, podrá presentarse la comunicación ambiental adjuntando copia de la solicitud.
 

¿SUPONE UNA NUEVA CARGA ADMINISTRATIVA LA COMUNICACIÓN AMBIENTAL?
 

La comunicación ambiental no supone una nueva carga administrativa para las instalaciones o actividades incluidas en su ámbito de aplicación ya que sustituye al antiguo procedimiento regulado en el Reglamento de actividades molestas, insalubres, nocivas y peligrosas, aprobado por el Decreto 2414/1961, de 30 de noviembre.

Además, supone una simplificación del anterior procedimiento de intervención administrativa en materia de prevención ambiental al no requerir información pública ni estudio o informe técnico del proyecto. Una vez presentada la comunicación ambiental al Ayuntamiento, en lo que se refiere al contenido de la comunicación ambiental, el ejercicio de la actividad se iniciaría bajo la exclusiva responsabilidad de los titulares de la actividad y de las entidades o personal técnico que hubieran redactado toda o parte de la documentación constituyente de la comunicación ambiental.
 

ESQUEMA GENERAL: Comunicación Ambiental y licencias municipales


Esquema general_ Comunicación Ambiental y licencias municipales

 
 

  Consejerías  

Inicio
Mapa web
Buzón
Enlaces de interés
Aviso legal

Administración Pública.
Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía.
Economía y Hacienda.
Educación y Cultura.
Empleo, Empresa e Innovación.
Fomento, Vivienda, Ordenación del Territorio y Turismo.
Salud y Política Social.
Extremambiente
Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía.
Dirección General de Medio Ambiente
Avda Luis Ramallo s/n